Los niños que muestran estos síntomas de TDAH: falta de atención o hiperactivos e impulsivos, pueden beneficiarse de un diagnóstico calificado y un tratamiento adecuado, como medicación precisa, suplementos naturales y terapia conductual.

Tener claros los signos comunes del trastorno por déficit de atención con hiperactividad puede ayudarnos a saber cuándo debemos buscar ayuda profesional experimentada. Con el asesoramiento y el tratamiento adecuados podemos atajar una problemática que puede restar calidad de vida y oportunidades de desarrollo a nuestros hijos.

TDAH en niños

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos infantiles más comunes; las estimaciones oscilan entre el 5 y el 8 por ciento de niños españoles afectados. El TDAH en los niños puede presentarse a través de síntomas que incluyen falta de atención, impulsividad, hiperactividad, inquietud, hablar en exceso, problemas para esperar su turno y dificultad para seguir instrucciones.

Un niño que se mueve, que parece que no puede quedarse quieto y se mueve constantemente. ¿Significa esto que tiene un trastorno por déficit de atención con hiperactividad? O un niño que se le olvida entregar su tarea y, por lo general, escribe solo la mitad de sus deberes escolares. ¿Son estos fallos de la memoria de trabajo síntomas típicos del TDAH en los niños?

Quizás solo estemos ante comportamientos típicos de la infancia y la adolescencia que son pasajeros y que el niño superará con el tiempo. La primera norma es que solo un profesional médico cualificado puede evaluar y diagnosticar los síntomas del TDAH en los niños. Sin embargo, es fundamental que los padres y educadores conozcan las señales de advertencia porque la detección temprana, el tratamiento del TDAH y las adaptaciones escolares pueden marcar una gran diferencia para un niño con TDAH.

 

Síntomas y causas del TDAH en niños pequeños

¿Cuáles son los síntomas comunes del TDAH?

Con esto en mente, sabiendo que el diagnóstico definitivo debe hacerlo siempre un especialista, podemos ver algunos de los síntomas más comunes del TDAH en niños. Aunque estos síntomas pueden diferir según el tipo de TDAH diagnosticado, siempre podemos considerar los más habituales para vigilar y estar alerta.

El TDAH es una condición genética basada en el cerebro, no solo un déficit de funciones ejecutivas. Una persona con TDAH por falta de atención mostrará varios de estos síntomas:

  • Frecuentemente no presta mucha atención a los detalles, puede cometer errores por descuido en el trabajo escolar o durante otros tipos de actividades.
  • Tiene dificultad para mantener la atención en tareas o incluso en las actividades de juego.
  • Normalmente parece no estar escuchando cuando se le habla directamente.
  • Frecuentemente no sigue las instrucciones recibidas y no termina el trabajo escolar o las tareas domésticas.
  • Suele tener dificultad para organizar sus tareas y actividades.
  • También suele evitar tareas, se muestra reacio o parece disgustarle participar en tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.
  • Frecuentemente pierde cosas necesarias para sus tareas o actividades.
  • Se distrae con facilidad con estímulos extraños.
  • Es olvidadizo/a en sus acciones cotidianas.

Una persona con TDAH hiperactivo/impulsivo exhibirá varios de estos síntomas:

  • Con frecuencia juguetea o da golpecitos con las manos o los pies, o se retuerce en el asiento.
  • Se levanta en situaciones en las que se espera que permanezca sentado.
  • Con frecuencia no parece poder permanecer quieto, o corre o trepa en situaciones en las que no es apropiado.
  • Se muestra incapaz de jugar o participar en actividades de ocio en silencio.
  • Suele hablar en exceso.
  • Tiene dificultad para esperar su turno.
  • Tiende a interrumpir o se entromete con los demás.

Terapia para el TDAH en niños

Mientras que la medicación funciona a nivel neurológico, la terapia conductual aborda conductas problemáticas específicas al dotar de estructura al tiempo cotidiano del niño. Esto establece previsibilidad y unas rutinas que favorecen la atención positiva. La terapia conductual funciona a través de una noción básica: los padres y educadores deben establecer unas expectativas claras para el comportamiento del niño; y elogian o recompensan cuando hay resultados positivos. También deben desalentar los comportamientos negativos. Como vemos, la terapia conductual necesita y potencia la participación de padres y educadores.

Los niños con TDAH no siempre pueden aferrarse a la información porque su atención está alterada. Mejorar la capacidad de la memoria de trabajo con el entrenamiento cerebral permite que una persona preste atención, resista las distracciones, maneje mejor las emociones y aprenda.

Las terapias de entrenamiento cerebral están mostrando buenas perspectivas. logrando mayor atención y memoria de trabajo sin necesidad de medicación, o apenas sin ella.

Otra forma de entrenamiento cerebral, con algunos estudios alentadores, utiliza ejercicios cerebrales para reducir la impulsividad y aumentar la atención. El objetivo de esta terapia es enseñar a una persona a producir patrones cerebrales que reflejen el enfoque y la atención. El resultado: algunos síntomas del TDAH, como la impulsividad y la distracción, disminuyen.

Instituto Somos, te asesoramos

Ante la sospecha de que nuestro hijo pueda padecer TDHA debemos consultar con profesionales capacitados, si necesita más información sobre este tema no dude en consultarnos.

 

Votos: 2. Valoración media: 3.5